miércoles, 6 de noviembre de 2013

Categoría:

Cohete espacial

Share
A principios del siglo XX se comenzaron a explorar las posibilidades y se establecieron las bases para que un cohete pudiese llegar al espacio, el primer trabajo sobre esta materia lo hizo el matemático ruso Konstantin Tsiolkovsky en 1903, posteriormente en 1912 el estadounidense Robert Goddard sentó las bases para mejorar los cohetes y ya propuso varias de las ideas que después se pondrían en marcha como el combustible que debía ser quemado en una cámara de combustión pequeña, la construcción del cohete por partes o la utilización de una boquilla de Laval, incluso llevó sus ideas a la práctica construyendo el primer cohete de combustible líquido en 1926.

El avance más importante para llegar al cohete espacial fue la fabricación de los cohetes militares V-1 y V-2 que se fabricaron en Alemania para bombardear el Reino Unido durante la II Guerra Mundial. Muchos de los científicos que desarrollaron estos misiles como Werner von Braun fueron a parar a Estados Unidos dónde fabricaron el cohete Redstone que era un prototipo de cohete espacial. En la URSS se siguió una investigación paralela que mejoró los V-2 dirigida por Sergei Korolev. Se crearon los mísiles R-1, R-2 y R-5 y finalmente el R-7 que fue el primer mísil balístico intercontinental, a la vez que fue el primero en llegar al espacio en 1957 llevando el primer satélite artificial, más tarde llevaría al primer hombre al espacio, Yuri Gagarin, así como las primeras sondas lunares y planetarias.









0 comentarios:

Publicar un comentario