jueves, 19 de diciembre de 2013

Categoría:

Reloj de bolsillo

Share
Los primeros relojes portátiles se comenzaron a fabricar en las ciudades de Augsburgo y Nuremberg en el siglo XVI y se atribuye su invento a Peter Henlein. Estos relojes se sujetaban a la ropa o se llevaban colgando de una cadena al cuello, eran una especie de cajas de latón por las que se podía ver por una rejilla la manecilla que marcaba las horas, algunos eran cilíndricos mientras otros tenían forma de huevo. Aunque estos no eran verdaderos relojes de bolsillo, se puede considerar su inventor ya que los relojes de bolsillo evolucionaron a partir de estos. 

Los primeros relojes de bolsillo se cree que se fabricaron a partir de finales del siglo XVII, indicados para llevarlos en el bolsillo del chaleco, para esto se redujeron las dimensiones de los anteriores relojes portátiles siendo cada vez más planos y con forma redondeada y se comenzó a utilizar un cristal para proteger el mecanismo.








0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada