domingo, 26 de enero de 2014

Categoría:

Antibiótico sintético

Share
Aunque los antibióticos naturales ya se habían utilizado en muchas civilizaciones como la china, la egipcia o la griega, los antibióticos sintéticos no llegaron a inventarse hasta el siglo XX. El primero fue el Salvarsan inventado por el bacteriólogo alemán Paul Ehrlich, lo hizo sintetizando cientos de compuestos orgánicos a partir del arsénico y probándolos sobre ratones a los cuales se les había inoculado el organismo que causa la sífilis llamado Treponema Pallidum. El compuesto que consiguió unos grandes resultados fue llamado arsfenamina y también llevó el nombre de compuesto 606 ya que era el número de compuestos que había hecho en sus investigaciones, fue comercializado por la empresa Hoechst AG en 1910 con el nombre de Salvarsan.





0 comentarios:

Publicar un comentario