miércoles, 29 de enero de 2014

Categoría:

Autómata biomecánico

Share
Aunque hay muchos autómatas anteriores en la historia, el primero en inventar un autómata que recreaba algunas de las funciones biológicas fue el francés Jacques de Vaucanson en 1737, su primer autómata fue llamado El Flautista y conseguía reproducir canciones con una flauta, además su aspecto era muy realista debido a su tamaño natural y a que tocaba sentado en una roca. Lo presentó en la Academia de Ciencias francesa en 1738.

Debido a su éxito se dio a elaborar otros autómatas más sofisticados, inventó otro flautista que además tocaba la pandereta, llegando a un movimiento de los dedos y los labios prodigiosos tanto que el inventor decía que tocaba mejor que un humano. Otro de sus inventos fue el pato que imitaba multitud de funciones de los patos reales, como batir las alas, comer cereales, nadar e incluso defecar, este fue su invento más complejo ya que solo las alas contenían más de 400 piezas móviles. Se presentaba sobre un pedestal y el mecanismo interno estaba a la vista. Lamentablemente Vaucanson perdió su interés por los autómatas y sus tres creaciones más importantes fueron destruidas durante la Revolución Francesa.







0 comentarios:

Publicar un comentario