sábado, 11 de enero de 2014

Categoría:

Marcapasos

Share
El primer marcapasos lo idearon en 1926 el Dr. Mark Lidwell y el físico Edgar en el hospital Royal Prince Alfred de Sidney. Con este aparato consiguieron revivir a un niño en Sidney en 1928, el aparato funcionaba como una especie de desfibrilador que estaba conectado a la electricidad y que se colocaba sus polos sobre la piel del paciente y sobre una zona cardiaca. Los latidos variaban de velocidad según el voltaje aplicado al aparato. 

En 1950 se consiguió el marcapasos transcutáneo externo, fabricado por John Hopps y gracias a la ayuda de Wilfred Gordon Bigelow en el Hospital General de Toronto. Años más tarde, en 1958 se inventó el primer marcapasos externo portátil por Earl Bakken en Estados Unidos, este ya tenía controles para permitir el ajuste de la frecuencia de estimulación cardiaca, el aparato estaba conectado con el miocardio con unos cables terminados en electrodos, en 1964 fue la primera vez que se implantó en una persona. Por la misma época en Suecia en el Instituto Karolinska se inventó el primer marcapasos totalmente implantable por Rune Elmqvist y Ake Senning que también estaba conectado al miocardio.







0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada