martes, 21 de octubre de 2014

Categoría:

Silla eléctrica

Share
La primera silla eléctrica fue obra de los estadounidenses Harold P. Brown y Arthur Kennelly en 1888, ambos trabajaban a las ordenes de Thomas Edison. Edison y Brown hicieron ejecuciones públicas de animales, entre ellas la de un elefante, para demostrar que la corriente alterna era más mortal que la continua ya que se habían decidido por aplicar la primera en su invento. Se desarrolló a demanda de un comité del estado de Nueva York que quería reemplazar el ahorcamiento por un método más humano, este comité aprobó el invento en 1889. El primer ejecutado fue el acusado por asesinato William Kemmler el 6 de agosto de 1890 en la prisión de Auburn en Nueva York. La ejecución duró unos 8 minutos ya que la primera descarga de 17 segundos no consiguió más que dejar inconsciente a la víctima, por lo que se le dio una nueva descarga de 2000 voltios después de que los médicos determinaran que no había muerto en la primera. El verdugo fue Edwin Davis.






0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada