lunes, 1 de diciembre de 2014

Categoría:

Arado

Share
El arado se inventó aproximadamente en el año 3500 a.C. en Sumeria, antes de este invento se echaba las semillas al suelo con las manos y crecían de forma libre, el arado permitía que creciesen en hileras por lo que era más fácil su cosecha y regado. Los primitivos arados eran un palo ahorquillado que se arrastraba por el suelo lo que creaba un surco en el suelo en el que se ponían las semillas.




0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada