lunes, 8 de diciembre de 2014

Categoría:

Hélice propulsora

Share
En 1827 el ingeniero británico Robert Wilson diseñó una hélice de propulsión que actuaba desde popa, este invento hacía que el barco fuese más manejable ya que afectaba poco al cabeceo del buque y era menos vulnerable a los ataques ya que se hallaba sumergida. Además impulsó la fabricación de barcos de vapor diseñados para la guerra. Las primeras pruebas con estas hélices que resultaron exitosas se hicieron en 1828 en el estuario del río Firth, a pesar de ello ni las autoridades ni ninguna compañía naviera se interesó por su invento y ni siquiera consiguió la patente por su invento. El primero en obtener una patente fue Francis Pettit Smith en 1836, la cual fue utilizada en un barco con su mismo nombre en el canal de Paddington.





0 comentarios:

Publicar un comentario